Lesión en los tendones de Aquiles

Paco trabajaba muchas horas andando por Murcia, le gustaba su trabajo, es una persona muy grande y con el tiempo sus tendones de Aquiles sufrieron una inflamación crónica con calcificaciones a nivel de la unión con el hueso del talón.

Esta enfermedad tendinosa no es grave pero para personas que como Paco tienen que caminar mucho les puede producir grandes molestias, hasta el punto de impedirles hacer una vida normal.

Para resolver su problema era necesario desinsertar (soltar) completamente el tendón enfermo, limpiar toda la zona y volver a fijar el tendón al hueso del talón (calcáneo). Por supuesto que existe el riesgo de que el tendón no se vuelva a fijar en el hueso, así se lo expliqué, lo hablamos en varias consultas, la situación clínica no mejoraba por lo que por fin tomamos la decisión de operarlo.

Afortunadamente contamos con nuevas técnicas de sutura tendinosa, que se han desarrollado a partir de las suturas en los tendones del hombro, pero que podemos aplicar a otras localizaciones.

Optamos por operar primero el pie que más le dolía, todo fue bien, el tendón ha unido al hueso y han desaparecido las calcificaciones. Paco está contento y yo por supuesto también, ahora estamos esperando que se recupere completamente la movilidad del tobillo operado para hacer lo mismo con el otro pie.

Paco ya empieza a pensar en que pronto podrá volver a su vida de antes.

operación tendón de aquiles

Rate this post