Los entusiastas del esquí esperan con ansias las primeras vacaciones de nieve para darse sin moderación a su deporte favorito. Un deporte muy divertido, con el que hay que tener cuidado, ya que esquiar no está exento de riesgos. Cada semana, miles de esquiadores se encuentran en su camino de regreso de la estación, discapacitados con traumas graves que afectan cada vez más las extremidades superiores, la cabeza y la columna vertebral durante los choques directos o indirectos.

Principales lesiones entre esquiadores

principales-lesiones-esqui

Esguinces de rodilla 

Si hablamos cada vez menos de fracturas espirales de la tibia del peroné o fracturas o esguinces de tobillos, es gracias a los cambios realizados por los fabricantes del equipo. Sin embargo, los esguinces de rodilla son comunes, especialmente con esguinces de los ligamentos cruzados y ligamentos laterales.

Esguinces del ligamento cruzado anterior 

La lesión del ligamento cruzado anterior es la que se encuentra con más frecuencia durante una caída con movimiento valgo, flexión y rotación externa, todo acompañado por una hiperextensión total, con el pie fijo al suelo.

El esquiador habrá sentido un chasquido inmediato, una sensación de rodilla en el vacío e inmediatamente verá un derrame, con una gran inflamación de la rodilla. Las roturas totales del ligamento cruzado anterior van a necesitar cirugía para su reconstrucción.

Esguinces de ligamentos laterales 

Muy a menudo es un esguince de gravedad moderada que no requiere, en la mayoría de los casos, cirugía. El contexto clínico y la forma en que se produjo la caída a veces permiten confundir esta patología con una simple contusión de rodilla.

A menudo, al anochecer o al día siguiente, cuando la articulación está fría, aparecen los dolores. Tras una buena exploración se puede llegar al diagnóstico de la lesión aunque en algunos casos se precisará estudio con resonancia magnética para valorar el alcance de la lesión ligamentosa.

Las lesión del ligamento interno curan bien con inmovilización y reposo, en cambio si hay una lesión completa del ligamento externo puede ser necesaria la cirugía para su reparación.

Lesiones en el hombro

Cualquier caída en el hombro puede causar una lesión, fractura o rotura, cuyo diagnóstico inmediato no siempre es obvio. La articulación es ciertamente dolorosa, pero el esquiador sentirá un dolor creciente al regresar a la cabaña o estación.

Luego aparecerá una impotencia funcional, que le impedirá mover el hombro y lo llevará a consultar a un médico para la realización de un diagnóstico.

Luxación acromioclavicular 

Es una desunión entre el acromion y la clavícula por lesión de los ligamentos acromioclaviculares o ligamentos coraco-claviculares.

Se establecerá un tratamiento específico, con la mayoría de las veces una  inmovilización adecuada puede resolver la lesión. Una evaluación radiológica siempre es deseable.

Fractura del troquiter 

Esta fractura se encuentra más a menudo cuando el esquiador cayó directamente sobre el muñón del hombro. Una evaluación radiológica confirma la línea de fractura y muy a menudo llevará a la inmovilización.

A veces, estas fracturas pueden ocultar otras lesiones profundas que se encontrarán al realizar una resonancia magnética lo que podría conducir al tratamiento quirúrgico.

Esguince del pulgar 

Los esguinces de pulgar son comunes, a menudo mal identificados durante el accidente inicial. Esta es una lesión típica del esquiador que no coge adecuadamente el bastón y es éste el que produce una fuerza hacia fuera del dedo pulgar provocando la rotura de los ligamentos. El resultado es un dolor muy agudo, debajo del lado cubital del pulgar, a veces con hinchazón y la aparición de un hematoma.

Desafortunadamente, después de varios días de esquiar y regresar a casa a menudo, este dolor y molestia está creciendo.

El médico deportivo consultado está obligado a notar la gravedad de la lesión y a proponer una intervención quirúrgica.

Fractura del escafoides 

Este pequeño hueso llamado escafoides, que se coloca en la mano a nivel de la base del pulgar, se puede fracturar durante una caída con la mano en hiperextensión.

En ocasiones puede pasar desapercibida y serán pasados unos días que el dolor no mejora cuando el deportista consulta a su médico por dolor a nivel de la unión de la mano y la muñeca en el lado externo por debajo del dedo pulgar.

Entonces la evaluación radiológica permitirá observar la línea de fractura. El retraso entre la caída y el diagnóstico condicionará el tratamiento que finalmente puede ser quirúrgico ya que este hueso pequeño es difícil de consolidar.

Traumatismo craneal 

Una descarga directa o indirecta en una pista helada o en un obstáculo fijo o en movimiento puede provocar cualquier tipo de trauma. Fracturas de costillas, pero también fracturas de vértebras y, por supuesto, fracturas del cráneo, que pueden poner en peligro la vida.

El hematoma extradural (fuera del cerebro) o intracerebral puede ocurrir inmediatamente o después de un tiempo. Usar el casco debe limitar las consecuencias, pero debe esquiar de acuerdo con la velocidad y las instrucciones de la estación. En caso de trauma, la supervisión médica debe establecerse porque un hematoma debe ser evacuado quirúrgicamente tan pronto como sea posible.

La prevención de estos accidentes requiere un buen conocimiento de sus propias limitaciones. Pero también por el respeto de los consejos de prudencia, el uso de un equipo adaptado, y el uso de un casco especialmente con el niño.

Comienza la temporada de nieve: ¿cuáles son las lesiones más comunes entre esquiadores?
5 (100%) 1 vote