Factores de Riesgo de la Artritis.

Factores de Riesgo de la Artritis.

La artritis es una enfermedad muy común; de hecho, 1 de cada 4 adultos en Norteamérica por ejemplo, tienen artritis. Algunos comportamientos y características, llamados factores de riesgo, aumentan la probabilidad de un adulto de contraer algunos tipos de artritis o empeorarla.

Aunque algunos de estos factores no pueden ser controlados, otros si y al cambiar los factores de riesgo que puede controlar, pueden disminuir el riesgo de contraer artritis o empeorarla. Conozca los factores de riesgo conocidos y lo que puede hacer para reducir las probabilidades de desarrollar artritis.

Factores de riesgo que puede controlar

Los factores de riesgo modificables, son aquellos que puede controlar. Hacer cambios en el estilo de vida puede disminuir el riesgo de contraer algunos tipos de artritis o empeorarla.

  1. Sobrepeso y obesidad.

Las personas con sobrepeso u obesas son más propensas a sufrir artritis de rodilla que las personas que no tienen sobrepeso. El exceso de peso también puede empeorar la artritis de rodilla.

  • El peso extra ejerce más presión sobre las articulaciones, especialmente aquellas que soportan peso, como las caderas y las rodillas.
  • La alimentación saludable y la actividad física pueden ayudarlo a perder peso y mantenerse en un peso saludable.

 

  1. Lesiones en las articulaciones.

La lesión o el uso excesivo de la articulación, como la flexión de la rodilla y el estrés repetitivo, pueden dañar una articulación y contribuir al desarrollo de la artritis en esa articulación.

  • Lo ideal es proteger sus articulaciones, realizar ejercicios que no las pongan en riesgo y evitar las posturas que puedan forzarlas.

Otro factor de riesgo modificable es el tabaquismo, fumar emporar esta enfermedad o le hace más propenso a padecerla.

Factores de riesgo que no puede controlar.

Los factores de riesgo no modificables son factores de riesgo que no puede controlar, entre los más comunes se pueden mencionar:

  1. Herencia

La herencia parece intervenir en la artritis. Numerosos estudios epidemiológicos han establecido que existe un carácter familiar para la artritis de los dedos o las rodillas. Por lo tanto, una mujer corre el riesgo de tener artritis de los dedos cuando su madre o su tía materna o paterna la padecen.

  1. La menopausia.

En las mujeres, la artritis es más común después de la menopausia, se cree que las hormonas sexuales pueden estar involucradas, pero actualmente ningún tratamiento hormonal administrado después de la menopausia ha mostrado un efecto protector contra la artritis.

El género y la edad también se encuentran entre los factores de riesgo de la artritis que no pueden ser modificados o controlados, que irremediablemente le hacen propenso a esta enfermedad, en estos casos solo le queda tomar medidas para no empeorarla.

Rate this post