Cada año miles de reemplazos convencionales de hombro total se realizan con éxito en todas las partes del mundo para pacientes que sufren artritis de hombro. Este tipo de cirugía, sin embargo, no es tan beneficiosa para aquellos pacientes que sufren roturas grandes en el manguito rotador y, que se han desarrollado un tipo complejo de artritis del hombro llamada “artropatía por rotura del manguito”, teniendo que recurrir a la implantación de una prótesis de hombro inversa, conocida como Easytech Reversed.

¿En qué consiste?

Un dispositivo convencional de reemplazo del hombro imita la anatomía normal del hombro: se coloca una “copa” de plástico en la cavidad escapular (glenoide junto a una “bola” de metal se une a la parte superior del hueso del brazo (húmero). En un reemplazo total invertido la bola de metal se fija a la escápula y la copa de plástico se fija al extremo superior del húmero.

Un reemplazo total del hombro inverso funciona mejor para las personas con artropatía de desgarro del manguito porque se basa en diferentes músculos para mover el brazo.

La prótesis invertida de hombro está indicada cuando hay:

  • Un manguito rotador completamente desgarrado que no puede ser reparado
  • Artropatía del desgarro del manguito
  • Un reemplazo de hombro anterior que no tuvo éxito
  • Una fractura compleja de la articulación del hombro
  • Una luxación crónica del hombro
  • Un tumor de la articulación del hombro

Preparación para la cirugía

Los pacientes deben pasar un estudio preoperatorio completo por su médico  anestesista antes de la cirugía. Esto es necesario para asegurarse que está lo suficientemente sano como para poder ser operado y completar la recuperación sin ningún problema. Muchos pacientes con condiciones médicas crónicas, como las enfermedades del corazón, también deben ser evaluados por un especialista, como un cardiólogo, antes de la cirugía.

Medicamentos

Asegúrese de hablar con su cirujano ortopédico sobre los medicamentos que toma. Algunos medicamentos deben de ser suspendidos antes de la cirugía. Por ejemplo, los siguientes medicamentos pueden causar sangrado excesivo y deben suspenderse 2 semanas antes de la cirugía.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno sódico. Si toma anticoagulantes, el médico de cabecera o el cardiólogo le aconsejarán la suspensión de estos medicamentos antes de la cirugía.

Antes de su operación

Lo más probable es que antes de la operación sea admitido en el hospital el día de su cirugía. Después de la admisión, se le llevará al área de preparación preoperatoria y se reunirá con un médico del departamento de anestesia.

Usted junto a su anestesiólogo y su cirujano discutirán el tipo de anestesia que se va a usar. Se le puede proporcionar un anestésico general (usted está dormido para toda la operación), un anestésico regional (puede estar despierto pero no tiene sensación alrededor del área quirúrgica), o una combinación de ambos tipos.

Procedimiento quirúrgico

PROTESISEste procedimiento para reemplazar la articulación del hombro con un dispositivo artificial suele tardar aproximadamente 2 horas. El abordaje más habitual se llama deltopectoral y consiste en una incisión de unos 15 cm en la parte anterior del hombro, tras cortar la piel y el tejido celular subuctáneo se llega a la articulación del hombro separando las fibras musculares del deltoides y del pectoral mayor.

Una vez expuestas las superficies articulares se procede a la resección del tejido óseo y cartílago desgastados. La “bola” glenoidea se fija al hueso con tornillos, mientras que la “copa” humeral se fija al húmero a presión si la calidad ósea es buena o con cemento óseo si hay osteoporosis.

Complicaciones quirúrgicas

El reemplazo total del hombro es un procedimiento altamente técnico. Su cirujano evaluará cuidadosamente su situación particular y discutirá los riesgos de la cirugía con usted.

Los riesgos de cualquier cirugía incluyen sangrado, daño a los nervios e infección. Las complicaciones específicas para un reemplazo total de la articulación incluyen desgaste, aflojamiento o dislocación de los componentes. Si ocurre cualquiera de estos, la nueva articulación del hombro puede necesitar ser revisada o reoperada.

Recuperación

Después de la cirugía, su equipo médico le dará varias dosis de antibióticos para reducir el riesgo de infección, así como medicamentos para el dolor y conseguir mantenerlo cómodo. La mayoría de los pacientes son capaces de comer alimentos sólidos y salir de la cama el día siguiente de la cirugía. Lo más probable es que pueda regresar a casa el segundo o tercer día después de la cirugía.

 El manejo del dolor

Después de la cirugía, sentirá algún dolor. Esta es una parte natural del proceso de curación. Su médico y las enfermeras trabajarán para reducir su dolor. A menudo se recetan medicamentos para el alivio del dolor a corto plazo después de la cirugía. Existen muchos tipos de medicamentos disponibles para ayudar a controlar el dolor, incluyendo opioides, antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y anestésicos locales. Su médico puede usar una combinación de estos medicamentos para mejorar el dolor, así como minimizar la necesidad de opiáceos.

Rehabilitación

Cuando salga del hospital, su brazo estará en un cabestrillo. Su cirujano puede instruirle para que haga ejercicios suaves de movilidad. También se puede recomendar un programa de fisioterapia formal para fortalecer el hombro y mejorar la flexibilidad. Usted debe ser capaz de comer, vestirse y prepararse dentro de unas pocas semanas después de la cirugía.

¿Cómo es la implantación de la prótesis de hombro inversa?
5 (100%) 1 vote