Uso de la impresión 3D en traumatología 

Los avances técnicos mejoran nuestra vida cotidiana y también tienen que tener su influencia en la todo lo relacionado con nuestra salud. La impresión 3D cada vez tiene más aplicaciones en todos los ámbitos de la actividad humana y por supuesto está calando en la medicina.

¿En qué consiste la impresión 3D?  

Con esta técnica y usando impresoras cada vez más manejables y baratas, podemos realizar modelos tridimensionales de casi cualquier cosa. En medicina las aplicaciones van aumentando de manera exponencial y lo que hace poco tiempo estaba en el ámbito de la ciencia ficción ahora vemos que puede ser una realidad a muy corto plazo y quizás ya en el momento presente.

Las aplicaciones en medicina son innumerables, pero nos vamos a centrar en las posibles aplicaciones en traumatología. Quizás la utopía sería poder imprimir huesos, tendones o músculos para sustituir estas estructuras en el cuerpo humano si se han lesionado. Podríamos imaginar una fractura articular muy compleja que parece imposible de reconstruir, que buena noticia sería que pudiéramos imprimir esos huesos rotos exactamente a la medida del paciente y colocarlos en sustitución de los tejidos dañados. Por desgracia esto sí que ahora mismo está en el campo de la ciencia ficción, pero quizás no sea así a medio plazo.

Pero sí que hay posibilidades de usar esta tecnología con la impresión 3D en traumatología. Volvamos al caso de un paciente con una fractura muy compleja de pelvis, codo u otra articulación con una anatomía difícil. En algunas ocasiones el hueso se fractura en múltiples fragmentos. Los modernos sistemas de imagen diagnóstica de los que disponemos como la resonancia magnética o la reconstrucción tridimensional con TAC nos ayudan a comprender la anatomía exacta de la lesión pero en caso de lesiones muy complejas el poder tener una copia exacta de la estructura lesionada en la mano puede ser de gran ayuda.

¿Cómo se hace?  

Imaginemos el caso de una fractura compleja de calcáneo. Se trata de un hueso situado en el talón del pie que se fractura en casos de caídas desde una altura, tiene una anatomía compleja y las fracturas suelen ser también difíciles de visualizar incluso con una imagen tridimensional de TAC. Con la tecnología de impresión 3D  usando las imágenes del TAC podemos obtener un modelo exacto del hueso con los trazos de fractura que presente en un material de similares características al hueso.

traumatologiaCon esto el médico podrá hacerse una idea exacta de la complejidad de la fractura y practicar antes de la intervención que maniobras debe de realizar para llevar cada fragmento a su sitio, resulta de gran utilidad para planificar la intervención, ver qué tipo de material de osteosíntesis vamos a necesitar y en qué lugar hay que colocarlo. Estos materiales se pueden esterilizar por lo que podemos tenerlo incluso en la mesa de operaciones y usarlo durante la intervención.

Otra aplicación de la impresión 3D es la creación de férulas u órtesis a medida. Las férulas se hacen con láminas superpuestas de yeso, se usan para inmovilizar articulaciones o huesos dañados o fracturados, estas férulas presentan dificultadas como impedir el aseo de la parte inmovilizada y no poder mojarse.

El término órtesis se usa para denominar aparatos o dispositivos, férulas, ayudas técnicas y soportes usados en ortopedia, fisioterapia y terapia ocupacional que corrigen o facilitan la ejecución de una acción, actividad o desplazamiento, procurando ahorro de energía y mayor seguridad. Sirven para sostener, alinear o corregir deformidades y para mejorar la función del aparato locomotor.

Aunque presentan ventajas con respecto a las férulas ya que se pueden poner y quitar, no pueden sustituir a las férulas de yeso en todos los casos ya que no producen la misma inmovilización. Solo los hechos a medida con termoplástico se adaptan perfectamente al paciente. Lo ideal sería poder reunir en un mismo dispositivo las ventajas de todos los sistemas.

Esto en poco tiempo lo podremos tener a través de la impresión 3D. Usando un escáner de la parte a inmovilizar del paciente podemos imprimir una órtesis que se adapte totalmente a la anatomía del paciente. Realizada con un material ligero pero que proporcione una gran rigidez y que inmovilice perfectamente estos materiales se pueden mojar, también podemos dejar huecos en algunas zonas de la órtesis que corresponda con heridas o incisiones quirúrgicas para poder realizar las curas sin retirar el dispositivo.

Uso de la impresión 3D en traumatología
5 (100%) 2 votes