Puedes llevar un cabestrillo en el hombro por varias razones: traumatismo, proceso inflamatorio o cirugía de hombro. El cabestrillo ayuda a sostener el brazo después de una lesión o cirugía en el brazo, el hombro o la clavícula. Algunas personas sólo lo necesitan por un corto período de tiempo, mientras que otras llevan un cabestrillo durante muchas semanas. Independientemente de cómo terminaste con él, el uso de una inmovilización de hombro puede ser un reto. Sigue leyendo para aprender algunos consejos prácticos:

 1 – Sigue las instrucciones de su médico sobre cuándo usar su cabestrillo

El médico te dará instrucciones específicas para usar el cabestrillo. Si no tuviste una cirugía, probablemente llevarás el cabestrillo hasta la cita de seguimiento. Por lo general, disminuirás gradualmente el uso del inmovilizador.

A medida que se cura de una lesión o cirugía, es posible que sólo lo necesites mientras estás despierto o por la noche, o según sea necesario para tu comodidad. Mientras usas el cabestrillo, mueve los dedos y la muñeca varias veces al día para prevenir la rigidez.

2 – Lleva tu cabestrillo de hombro correctamente

La correa del cabestrillo va desde el codo del brazo lesionado, a través de la espalda al hombro opuesto, y hacia abajo a través del pecho a la muñeca del brazo lesionado. Puedes sujetar la correa antes de ponerla y ajustarla después de que esté en posición. La mano debe estar por encima del nivel del codo. Ajusta la almohadilla de la correa cómodamente cerca de tu cuello, y pídele a tu médico que revise las instrucciones de tu cabestrillo.

 3 – Ten cuidado al bañarte

Puedes o no necesitar ayuda para bañarte durante las primeras semanas. Si tu lesión es menor, será tu médico el que deberá permitirte permitirle retirar el cabestrillo y bañarte libremente. Para lesiones más graves o cirugía, el médico pedir que te quites el cabestrillo pero que no uses el brazo lesionado para bañarse.

Esto significa que necesitarás a alguien para lavar tu brazo sano. Puede ser útil a la hora de ducharse, retirarse el cabestrillo e inclinarse hace el lado lesionado de esta manera por acción de la gravedad y sin que tenga que hacer ningún movimiento la axila quedará libre y podrá realizar el aseo de esta zona.

4 – Puedes necesitar ayuda para vestirte

Puedes vestirte normalmente con una lesión leve. Para lesiones más graves que requieran cirugía, el uso de camisas que se abren en el frente será más fácil. Si tu brazo dominante está lesionado, los sujetadores pueden ser un desafío. Es posible que necesites ayuda con cremalleras o botones. Resiste el impulso de usar el brazo lesionado.

5 – Ajustar la manera de dormir

Puede ser difícil conseguir acomodo mientras duermes con una inmovilización de hombro. Trata de apoyar el brazo con almohadas, durmiendo sobre la espalda, apoyando la parte superior de todo el cuerpo, o dormir en una silla reclinable. Si esta postura no va bien, habla con tu médico acerca de si usar el cabestrillo por la noche es absolutamente esencial.

6 – Usa el brazo sano para actividades diarias

Recuerda usar el brazo sano para todas las actividades diarias. Estas actividades incluyen comer, preparar comidas, usar el baño y moverse entre sentado, de pie y acostado. Esto puede ser todo un desafío si tu brazo dominante está lesionado.

Toma algo de práctica, pide alguna ayuda de los demás y también algo de creatividad. Debes evitar las tareas domésticas y las actividades vigorosas hasta que el médico lo indique.

7 – Terapia física 

Las personas a menudo necesitan terapia física para recuperarse de una lesión grave o cirugía de hombro. Tú tendrás que quitarte el cabestrillo para completar sus ejercicios. Esta rehabilitación es vital para prevenir la rigidez articular y recuperar la función articular. Es probable que el progreso de los ejercicios de rango de movimiento simple a los ejercicios de fortalecimiento. Sigue las instrucciones de su terapeuta para usar su cabestrillo.

8 – Mantén el cabestrillo limpio

La mayoría de cabestrillos del hombro los puedes lavar a mano y dejar que se sequen al aire. Puedes hacer esto de vez en cuando si se ensucia o si lo utilizas solamente para la comodidad. Si estás usando cabestrillo continuamente, es posible que desees considerar tener dos. Ten siempre uno de repuesto para usar mientras el otro se seca.

¿Acabas de recibir cirugía en el hombro? Toma nota de las recomendaciones para la inmovilización de brazos y hombros tras una operación
5 (100%) 1 vote