¿Sabías porqué nos duelen más las Articulaciones cuando hace frío?

¿Sabías porqué nos duelen más las Articulaciones cuando hace frío?

Los dolores articulares parecen presentarse con mayor intensidad en unas épocas del año, por ejemplo, invierno y otoño son temporadas donde muchos comienzan a sentir molestias, el frío es el factor determinante al igual que la humedad, el porqué de la aparición de estos dolores se explicará en adelante.

Si sufre mucho cuando llega el frio lo más recomendable es que acuda a un osteópata para que le de algunos consejos sobre su cuerpo para paliar estos dolores de la forma más rápida y efectiva.

Relación del Frío con los Dolores Articulares.

Durante el periodo invernal donde el frio es más intenso y también aumenta la humedad, más personas acuden a un especialista presentando dolores intensos en sus articulaciones, la relación entre este dolor y el frio o la humedad propia de la época se explica de la siguiente forma:

Las bajas temperaturas tienen efectos sobre los músculos. A lo largo del invierno, los músculos permanecen más contraídos que el resto del año, esto obliga a que las articulaciones también estén más rígidas, ya que, tanto los tendones como todas las fibras musculares están más contraídos que de costumbre, esto se denomina Vasoconstricción.

Este hecho genera una presión enorme en las articulaciones que en muchos casos acaba por provocar dolor, sobre todo si se tienen antecedentes de fracturas.

Tips para Evitar los dolores articulares en invierno.

Lo primordial es tener claro que aunque se puedan tomar medidas para contrarrestar algunos síntomas de los dolores articulares producto del frío, lo más recomendable es dirigirse a un especialista, un osteópata que podrá orientarle en el tratamiento más efectivo para solventar tala afección, pero entre las cosas que puede hacer para paliar el dolor se encuentran las siguientes:

  • Cubrirse del frío, por supuesto es algo que aunque no se sufran de dolores muchos hacen en invierno, pero lo ideal es cubrir mayormente las extremidades superiores, inferiores y por supuesto la cabeza.
  • Aplique durante el día fuentes de calor sobre las áreas afectadas, pañitos húmedos, fricciones con alcohol o parafina, le ayudará a disminuir las molestias del frio en gran medida.
  • Para quienes padecen de casos crónicos conocidos como artrosis, además de acudir a un especialista que comience a trabajar en ello, se recomiendan los spa, estos sitios tienen aguas termales que el ayudarán a disminuir los síntomas.

Algunas personas son más propensas a este tipo de afecciones, todo dependerá de su sensibilidad a las bajas temperaturas y del padecimiento de fracturas anteriores, en cualquiera de los casos hay quienes llegan a perder la movilidad de las articulaciones, por ejemplo, los dedos pueden quedar totalmente rígidos, de allí la importancia de acudir a un especialista ante el primer indicio de esta afección.

Rate this post