Una resonancia magnética del hombro proporciona imágenes detalladas de las estructuras dentro de la articulación del hombro desde cualquier ángulo, incluidos los huesos, los tendones, los músculos y los vasos.

La resonancia magnética usa un potente campo magnético combinado con impulsos de frecuencia de radio y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos, tejidos blandos, huesos, y prácticamente todas las demás estructuras internas del cuerpo. La resonancia magnética no utiliza radiación ionizante (rayos X).

Las imágenes detalladas de la resonancia permiten a los médicos evaluar diversas partes del cuerpo y determinar la presencia de ciertas enfermedades. Las imágenes pueden examinarse en un monitor de computadora, transmitidos electrónicamente, imprimirse o copiarse a un CD.

Es una excelente opción para el examen de la articulación del hombro, ya que ofrece una visión clara de desgarros del manguito rotador, lesiones en el tendón del bíceps y daños en el labrum glenoideo, una especie de “menisco” de tejido fibroso blando que ayuda a estabilizar la articulación.

Principales diagnósticos de la resonancia magnética

 

La resonancia magnética del hombro se realiza generalmente para diagnosticar o evaluar una serie de problemas principales:

  • Trastornos degenerativos de las articulaciones
  • Fracturas
  • Trastornos del manguito de los rotadores, incluyendo las roturas y el choque, que son la principal causa de dolor de hombro en pacientes mayores de 40 años
  • Lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo o el deporte causadas por la tensión repetida, el impacto violento o vibración del uso de ciertas herramientas de mano
  • Infecciones (como la osteomielitis)
  • Tumores (tumores primarios y metástasis) que comprometen los huesos y las articulaciones
  • Dolor en el hombro inexplicable que no mejora con el tratamiento
  • Disminución de la movilidad de la articulación del hombro

 

¿Cómo se debe preparar?

resonancia magnetica

Las pautas acerca de comer y beber antes de un examen de RMN varían según el examen específico y con la facilidad de obtención de imágenes. A menos que le indiquen lo contrario, puede seguir su rutina diaria normal y tomar los alimentos y los medicamentos como de costumbre.

Algunos exámenes requieren que recibir una inyección de material de contraste en el torrente sanguíneo. En estos casos, el radiólogo, un técnico especializado o una enfermera pueden preguntar si tiene alergias de cualquier tipo, tales como una alergia al yodo o al material de contraste de rayos X, medicamentos, alimentos, o el medio ambiente, o si usted tiene asma.

El material de contraste más comúnmente utilizado para un examen de resonancia magnética contiene un metal llamado gadolinio. El gadolinio se puede utilizar en pacientes con alergia al yodo de contraste, pero puede requerir pre-medicación.

También debe permitir que el radiólogo sepa si usted tiene problemas de salud graves, o si ha tenido alguna cirugía reciente, si existe alguna posibilidad de embarazo. Si sufre de claustrofobia (miedo a los espacios reducidos) o ansiedad, puede pedirle a su médico que le recete un sedante suave antes

Las joyas y otros accesorios deben ser dejados en casa si es posible, o eliminarse antes de la resonancia magnética. Debido a que pueden interferir con el campo magnético de la unidad de RMN, metal y artículos electrónicos no están permitidos en la sala de examen

En la mayoría de los casos, un examen de resonancia magnética es seguro para los pacientes con implantes metálicos, excepto para unos pocos tipos por lo que siempre se debe informar al radiólogo.

¿Sufres constantes dolores en el hombro? Hazte una resonancia magnética del hombro y descubre cualquier posible problema que puedas sufrir
1 (20%) 1 vote