Causas de la Lesión de la articulación escapulotorácica

La escápula, u omóplato, es un gran hueso de forma triangular que se encuentra en la parte superior de la espalda. El hueso está rodeado y apoyado por un complejo sistema de músculos que trabajan juntos para ayudar a mover el brazo.

Si una lesión o condición causa que estos músculos se debiliten o desequilibren, puede alterar la posición de la escápula en reposo o en movimiento.

Una alteración en la posición o el movimiento de la escápula puede dificultar el movimiento del brazo, especialmente cuando se realizan actividades por encima de la cabeza, y puede hacer que el hombro se sienta débil. Una alteración también puede provocar una lesión si no se mantiene la alineación normal de la articulación del hombro.

¿Qué causa las lesiones en la articulación escapulotorácica?

La patología de la escápula es causada por problemas en los tejidos blandos o los huesos de la escápula y la pared del tórax. Puede comenzar cuando los tejidos entre la escápula y el omóplato se engrosan por la inflamación. La inflamación suele ser causada por movimientos repetitivos.

  • Ciertos movimientos del hombro realizados una y otra vez, como los movimientos de lanzar pelotas de béisbol o colgar papel tapiz, pueden hacer que los tejidos de la articulación se inflamen.
  • En otros casos, los músculos bajo la escápula se han encogido (atrofiado) por debilidad o inactividad. El hueso de la escápula se desplaza entonces más cerca de la caja torácica. Esto significa que la escápula golpea o roza los huesos de las costillas durante el movimiento.
  • Los cambios en la alineación o el contorno de los huesos de la articulación escapulotorácica también pueden provocar un chasquido de la escápula.
  • Cuando una costilla o escápula fracturada no está alineada correctamente, puede causar una cresta desigual que produce el característico rechinamiento o chasquido cuando la escápula se mueve sobre la pared torácica.
  • Algunos tumores benignos puede aparecer en relación con la escápula y la pared torácica, como el elastofibroma dorsi puede ocasiones dolor y disfunción en la movilidad de la escápula
  • En general a los problemas en la movilidad de la escápula se les denomina discinesia escapular

¿Cómo se puede identificar una lesión en la escapula?

En la mayoría de los casos, las alteraciones de la escápula pueden verse mirando al paciente por detrás. El borde medial (interior) del omóplato afectado aparecerá más prominente que el del lado opuesto. Esta prominencia será a menudo exagerada cuando el paciente aleje su brazo del cuerpo.

Esto se denomina comúnmente omóplato “alado” y a veces se asocia con un crujido audible llamado omóplato “chasqueante”.

El síndrome del chasquido de la escápula es bastante raro, cuando ocurre, los tejidos blandos entre la escápula y la pared torácica son gruesos, irritados o inflamados.