Lesión de Hills Sachs

Una lesión de Hill-Sachs es una fractura en el hueso largo en la parte superior del brazo (húmero) que se conecta al cuerpo en el hombro. Tu médico puede descubrir esta afección si has experimentado un hombro dislocado.

En este caso, el hueso del brazo se desliza fuera del encaje y se comprime contra el borde del encaje. Esto crea una abolladura en la cabeza del húmero, causando dolor debilitante y movimiento limitado del brazo.

Causas de la lesión de Hill-Sachs

La lesión de Hill Sachs en general es causada por la dislocación del hombro, esto ocurre porque el húmero se desliza fuera de la cavidad y se comprime contra el borde de la misma, lo que dará como resultado una especie de hendidura en la bola del húmero.

Factores de riesgo

Quienes resultan más propensos a sufrir este tipo de lesiones del hombro en general son personas asociadas a deportes de contacto, quienes practican hockey, futbol, voleibol, esquí, en general todos esos deportes con contacto físico extremo o riesgos de caídas.

Así mismo quienes practican deportes donde el uso del hombro sea repetitivo, como los lanzadores también son más propensos a sufrir una lesión de Hill-Sachs.

Signos y síntomas de la lesión de Hill-Sachs

El síntoma más común de la lesión de Hill-Sachs es un dolor intenso en el hombro, especialmente durante el movimiento. Otros síntomas que pueden presentarse incluyen:

  • Náuseas, aturdimiento y debilidad.
  • Luxaciones recurrentes del hombro.
  • Apariencia cuadrática del hombro, a veces con una protuberancia en la parte delantera de la articulación.

Una resonancia magnética de tu hombro es la mejor manera de comprender el alcance de tu lesión en el hombro y desarrollar el plan de atención adecuado para tratar tu dolor.

Tratamiento para la lesión de Hill-Sachs

El tratamiento para este tipo de lesiones suele variar en función a algunos factores como:

  • Tamaño de la lesión.
  • Que tan afectado está el hueso de la cavidad glenoidea.
  • Que tan comprometida está la movilidad del brazo.

Para lesiones Hills-Sachs de menor tamaño, en las que se ha afectado menos del 20% de la cabeza humeral, la fisioterapia o la observación cuidadosa pueden ser una opción efectiva. Para casos más severos y lesiones más grandes, la cirugía es probablemente la mejor opción para la recuperación.

Proceso de recuperación

Así como el tratamiento, el tiempo de recuperación varía, esto en función a la extensión de la lesión y el tipo de tratamiento que ha recibido, en el caso de que haya sido sometido a un proceso quirúrgico, de acuerdo a la cirugía recibida la recuperación de una lesión de Hill Sachs puede ser más corta o más extendida.