Deportes que pueden practicarse con una prótesis de rodilla y cadera

Muchos pacientes que se someten a una cirugía de reemplazo articular tienen curiosidad acerca de qué actividades son seguras de realizar después de su procedimiento quirúrgico.

De acuerdo a tipo de procedimiento que haya sido sometido, ya sea, prótesis de rodilla o de cadera, existen actividades específicas que puede desarrollar, a continuación se detallan cada uno de estos.

Ejercicios para personas con prótesis de rodillas.

  • Ciclismo: montar en bicicleta al aire libre o usar una bicicleta estacionaria en interiores es una excelente manera de fortalecer su nueva rodilla.
  • Natación: disfrutar de la piscina no pondrá ningún peso en sus articulaciones y puede hacer un ejercicio aeróbico. Puede comenzar a nadar tan pronto como le hayan quitado los puntos y se haya curado la herida.
  • Caminar: es muy recomendable para su recuperación. Si ha sido un corredor, es posible que desee disfrutar del menor impacto de caminar después de un reemplazo de rodilla.
  • Calistenia (ejercicios suaves de estilo aeróbico): es bueno mantener su cuerpo en forma con entrenamientos de fuerza y ​​flexibilidad que son de bajo impacto. Si bien es posible que ame la Zumba, deberá seguir con movimientos de menor impacto y evitar los movimientos de torsión.
  • Levantamiento de pesas de baja resistencia: mantener sus músculos tonificados es un componente importante de la condición física.

Ejercicios para personas con prótesis de cadera.

  • Caminar: La mayoría de las personas comenzarán su recuperación postquirúrgica caminando una corta distancia varias veces al día. Inicialmente, un paciente necesitará un andador o muletas.

Con el tiempo, el paciente caminará distancias cada vez más largas, recuperando una marcha y un ritmo normales.

  • Bicicleta estacionaria: El ciclismo puede mejorar la fuerza muscular de la pierna y la cadera y aumentar el rango de movimiento de la nueva cadera. Andar en bicicleta estática elimina el riesgo de caerse y lesionarse la nueva cadera. Ajustar el asiento de la bicicleta más alto de lo normal puede ayudar a evitar incómodos, flexiones excesivas en la cadera.
  • Natación o aeróbic acuático, Se pueden realizar ejercicios aeróbicos acuáticos y de natación después de que la herida quirúrgica haya cicatrizado o cuando el médico lo autorice (generalmente, aproximadamente 2 semanas después de la cirugía).

Inicialmente, las personas deben evitar hacer la brazada de pecho porque la patada de pecho (patada de rana) puede aumentar el estrés en una cadera nueva y puede ser incómoda. La natación y los aeróbicos acuáticos son ejercicios de bajo impacto que pueden mejorar la salud cardiovascular y ayudar a tonificar los músculos.

Lo ideal es que antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios contacte al especialista y hable con este acerca de los ejercicios más recomendados según su condición física.