Fractura distal de húmero

También llamada fractura supracondilea, la fractura distal del húmero es un tipo de fractura de codo que afecta a la parte inferior (distal) del hueso del brazo.

En el codo, el húmero se conecta con el cúbito y radio,  permitiendo la flexoextensión del codo y la rotación del antebrazo y la mano  cuando se mueve con la palma hacia arriba o hacia abajo. Una fractura distal de húmero puede perjudicar o bloquear completamente los movimientos del codo.

¿Cómo se diagnostica una fractura distal de húmero?

La mayoría de los pacientes con fractura distal de húmero van a un hospital o a una sala de emergencias.

El médico hablará contigo acerca de tu historia clínica y tu estado de salud general y te preguntará sobre tus síntomas. Luego te examinará el codo para determinar el alcance de la lesión. Durante el examen, tu médico:

  • Revisará tu piel para detectar cortes y laceraciones. En las fracturas graves, los fragmentos de hueso pueden atravesar la piel, aumentando el riesgo de infección.
  • Palpará (sentirá) alrededor de tu codo para determinar si hay otras áreas de sensibilidad. Esto podría indicar otras fracturas o lesiones, como un codo dislocado.
  • Comprobará el pulso en la muñeca para asegurarse de que hay un buen flujo de sangre en la mano y los dedos.
  • Comprobará que puedes mover los dedos y la muñeca, y que puedes sentir cosas con los dedos. En algunos casos, el nervio cubital puede lesionarse al mismo tiempo que se produce la fractura.

Esto puede provocar debilidad y entumecimiento de los dedos

Los rayos X proporcionan imágenes de los huesos, el médico solicitará radiografías del codo para ayudar a diagnosticar la fractura distal de húmero. Dependiendo de tus síntomas, el médico también puede ordenar radiografías de la parte superior del brazo, el antebrazo, el hombro, la muñeca o la mano para asegurarse de que no hay otro tipo de lesión.

¿Cómo se trata una fractura distal de húmero sin cirugía?

El médico colocará una férula (como un yeso) en el codo y te dará un cabestrillo para ayudar a mantener el codo en posición. El tratamiento inmediato también puede incluir

  • Aplicar hielo para reducir el dolor y la hinchazón.
  • Medicamentos para aliviar el dolor.

Se puede recomendar un tratamiento no quirúrgico para las fracturas estables en las que los trozos de hueso no están fuera de lugar. También puede recomendarse para pacientes que no puedan ser operados debido a una condición médica como la osteoporosis.