Esclerodermia, cuáles son sus síntomas y causas

La esclerodermia es una enfermedad que suele afectar con mayor frecuencia a las mujeres, y que consiste en una afección de la piel, así como de los vasos sanguíneos. En algunos casos de acuerdo a la gravedad de dicha afección otros órganos pueden verse afectados.

Esta enfermedad autoinmune es catalogada por los expertos como rara, y aunque las personas de todas las edades son propensas a la aparición de los síntomas de la esclerodermia. En general, las edades comprendidas entre los 30 y 50 años son las más comunes para la aparición de los primeros síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerodermia?

Como en casi todas las enfermedades, los síntomas de ésta varía de una persona a otra, pero, algunos son comunes, en el caso de la esclerodermia, los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Enfermedad de Raynaud, dicha afección hace referencia a un trastorno vascular que lleva a que los vasos sanguíneos de los dedos de las manos o de los pies, se contraigan en ambientes fríos. Incluso los vasos sanguíneos pueden contraerse ante momentos de estrés.
  • Endurecimiento de algunas zonas de la piel, este es otro síntoma común de la esclerodermia. En estas zonas se suelen formar óvalos o líneas rectas, el movimiento de las zonas afectas es limitado, y la piel se torna más brillante debido al estiramiento.
  • Problemas digestivos, en algunos pacientes, la esclerodermia pueden desencadenar ciertos problemas digestivos, estos varían en función a la parte del tubo digestivo que haya sido afectada por la enfermedad.

En casos críticos, la esclerodermia puede causar graves daños a órganos vitales como el corazón, los pulmones e incluso los riñones. Que en caso en que no sean tratados oportunamente comprometerán la vida del paciente.

¿Cuáles son las causas de la esclerodermia?

La sobreproducción y acumulación excesiva de colágeno es la principal causa de la esclerodermia. Sin embargo, aún no se ha dado con la causa de que se produzca una producción excesiva de colágeno en los tejidos corporales, se presume que problemas del sistema inmunitario, genética o incluso algunas condiciones ambientales pueden ser la causa de este problema.

Tratamiento de la esclerodermia

Hasta ahora no hay un tratamiento específico o una forma efectiva de curar la esclerodermia. Sin embargo los expertos pueden recetar ciertos fármacos destinados a reducir la aparición de los síntomas, el tratamiento para la esclerodermia puede ser farmacológico y no farmacológico, y los medicamentos recetados variarán en función a los síntomas que cada paciente presente.