Hernia de disco cervical o lumbar

La columna vertebral está formada por una serie de huesos en forma cilíndrica que se conocen con el nombre de vertebras, entre las denominadas vértebras se encuentran pequeños discos.

Estos cumplen con la función de servir de amortiguador de los choques que se generan por el movimiento de la columna, facilitando además la flexión de la misma.

Cuando el material que se encuentra en el interior del disco, se hincha, se produce la denominada hernia discal o de disco, ¿sabes cómo reconocer si sufres una hernia discal?, conociendo los síntomas puedes lograr descartar este tipo de afecciones.

¿Cómo saber si padezco de una hernia discal?

Es posible que algunas personas vivan con una hernia discal, sin presentar ningún tipo de síntomas, sin embargo, en los casos más críticos donde una hernia de disco genera la compresión de los nervios espinales, sin lugar a dudas notarás la presencia de la hernia.

  • Dolor que puede volverse cada vez más intenso.
  • Hormigueo o sensación de debilidad muscular.
  • Pérdida de sensibilidad en algunas áreas.
  • En ocasiones simples situaciones como toser, estornudar, orinar e incluso reír pueden intensificar el dolor en la zona afectada por la hernia discal.
  • Un síntoma característico de la hernia discal lumbar es el dolor intenso que sigue el trayecto del nervio ciático por la parte posterior de muslo y pierna.

¿Hernia cervical o lumbar?

  • En el caso de una hernia de disco lumbar, el dolor se presentará en la espalda, específicamente en la parte inferior, en algunos casos el dolor puede extenderse hasta las piernas, generando debilidad en estas.

Dificultad para levantar la parte delantera del pie es otro indicio de que padeces de una hernia discal en la parte inferior de tu espalda.

 

  • Por su parte, cuando se trata de una hernia de disco cervical, es decir, se presenta en el área del cuello, el síntoma más característico es; dolor de brazo, este dolor suele comenzar por la axila extendiéndose hacia los dedos.

Debido a que en algunos casos el dolor suele manifestarse en la mitad de la espalda, es común que este tipo de hernia discal se confunda con otras afecciones.

Si presentas debilidad para mover los dedos y en los músculos de los brazos, entonces es muy seguro que padezcas de una hernia de disco cervical.

Lo ideal es que ante la presencia de cualquier de los síntomas e indicios descritos, acudas a un especialista para confirmar o descartar dicha afección, a través de un examen físico riguroso y pruebas de imagen cuando está indicado, es la forma más sencilla de cómo saber si padeces una hernia de disco.