Inestabilidad Glenohumeral

¿Sabes cuál es la articulación de mayor movilidad de tu cuerpo? el hombro por supuesto, es la que permite que puedas levantar los brazos, girarlo y hacer muchos otros movimientos, es precisamente por poseer un amplio rango de movimiento que el hombro es una de tus articulaciones más inestable.

¿Qué es la inestabilidad del hombro o inestabilidad glenohumeral?

Con el nombre de inestabilidad glenohumeral se conoce al problema que ocurre cuando las estructuras que se encuentran rodeando al hombro no cumplen su función, evitando que este se mantenga dentro de su cavidad natural.

Cuando la articulación se encuentra demasiado suelta, o floja, comenzará a experimentar deslizamientos de su lugar o cavidad, a esto se conoce como subluxación, en caso de que la articulación se salga por completo ocurrirá una dislocación del hombro.

Causas de la inestabilidad glenohumeral

En general la inestabilidad glenohumeral se asocia a traumatismo o caídas que producen lesiones como la dislocación del hombro, sin embargo existen casos en la inestabilidad glenohumeral se produce sin presencia de alguna lesión. En este tipo de situaciones la causa es el uso repetitivo del hombro, por ejemplo, los lanzadores en el beisbol, son muy propensos a desarrollar este tipo de afección, así como los nadadores y quienes juegan continuamente al voleibol.

Otra causa de la inestabilidad glenohumeral puede ser la genética, en algunas personas, un problema genético puede producir una debilidad en los ligamentos, haciéndolos más elásticos, en estos casos donde se estiran con demasiada facilidad se hace difícil que la articulación pueda mantenerse en su lugar.

¿Cuáles son los síntomas de inestabilidad?

Las personas con inestabilidad de la articulación del hombro a veces pueden sentir que la bola del hombro se sale de su cavidad o “cede”. Esto se asocia comúnmente con el dolor.

A menudo, los episodios de ceder ocurren con actividades o posiciones específicas del brazo, como lanzar una pelota o alcanzar algo que se encuentra por detrás del cuerpo.

Los síntomas adicionales pueden incluir una disminución del rango de movimiento del brazo/hombro, hinchazón y moretones.

¿Cómo se diagnostica la inestabilidad del hombro?

El médico debe realizar una historia completa y un examen físico; el examen incluye la palpación para comprobar los puntos de sensibilidad, así como la determinación de la amplitud de movimiento y la fuerza.

El grado de aflojamiento o laxitud de la articulación del hombro también puede evaluarse mediante exámenes específicos.

Las radiografías se suelen realizar para obtener información sobre las posibles causas de la inestabilidad y para descartar otras causas de dolor en el hombro, como una fractura.

¿Qué opciones de tratamiento están disponibles?

El tratamiento de la inestabilidad del hombro depende de varios factores y casi siempre comienza con opciones no quirúrgicas.

  • Si los pacientes se quejan de una sensación de que su hombro está suelto o a punto de dislocarse, la fisioterapia con ejercicios específicos de fortalecimiento a menudo ayudará a mantener el hombro en la posición adecuada.
  • El fortalecimiento del hombro es más probable que ayude a aquellos pacientes con inestabilidad multidireccional. A menudo toma varios meses de tratamiento no quirúrgico antes de que puedas evaluar si está funcionando.
  • Otros tratamientos incluyen inyecciones de cortisona y medicamentos antiinflamatorios.

Si cualquiera de las opciones de tratamiento conservador antes mencionadas falla, hay opciones quirúrgicas que pueden ser consideradas dependiendo de la causa de la inestabilidad.

La rehabilitación juega un papel crítico tanto en el tratamiento no quirúrgico como en el quirúrgico de un hombro inestable. Con frecuencia hay atrofia de los músculos alrededor del brazo y pérdida de movimiento del hombro, por lo que es necesario un programa de ejercicios o fisioterapia para recuperar la fuerza y mejorar la función del hombro.