¿Cómo empezó el dolor de hombro?
Hace unos días cuando se me fue hacia atrás la barra de “press” de hombros note un pequeño chasquido en mi hombro izquierdo, no le dí importancia uno de esos pequeños incidentes del gimnasio. Ya en la ducha note que el dolor iba a más y me costaba enjabonarme la espalda, bueno cuando llegue a casa me tomo algo y en el peor de los casos me tomo 1 o 2 días de descanso.
Durante la noche las molestias fueron a más, me costo conciliar el sueño y cada vez que me movía en la cama me despertaba el dolor de hombro. Al levantarme esa mañana mi preocupación llego al máximo al ver que no era capaz de separar el hombro del cuerpo. En ese momento uno piensa en todo lo que tiene que hacer ese  día, incluso en toda la semana (estamos a martes), el trabajo, la excursión del fin de semana y claro, por supuesto, el gimnasio 2-3 veces a la semana.
Shoulder Press Fitness Exercise
¿Cómo ha evolucionado la lesión del hombro?
Esta mañana no puedo hacer nada al respecto, una reunión no aplazable y varios clientes esperando, quizás por la tarde pueda ir a algún sitio para que me vean. La mañana pasa rápido pero con grandes dificultades para hacerlo todo debido al dolor y la falta de movilidad de hombro, por la tarde imposible pedir cita en la consulta del traumatólogo. Me la han dado para mañana por la mañana. La noche pasa igual o peor que la anterior, por fin llega la mañana, tengo cita a las 10:30. El médico me pregunta qué me pasa, desde cuando, etc. Se lo cuento todo con el máximo de detalle que puedo, luego me explora la movilidad del hombro, los puntos de dolor, algunos movimientos “especiales”. Me pregunta sobre otras enfermedades, alergias, cuál es mi trabajo, que deportes practico.
Al final del todo me comenta algunas posibilidades diagnósticas, que me parecen todas terribles (aunque parece que lo más probable es una lesión del labrum), alternativas de tratamiento y posibilidad de pedir alguna prueba complementaria (en mi caso una resonancia magnética con contraste) lo cual me parece también terrible.
Me voy a casa por un lado aliviado, ya tengo una posibilidad de diagnóstico, el traumatólogo me ha dicho que la lesión no es grave aunque si puede ser limitante y por supuesto hay que tratarla, por otro lado estoy preocupado por la repercusión que esta lesión va a tener en mi vida laboral y personal. Estoy al inicio de mi carrera y un “parón” ahora puede ser bastante perjudicial. Me han mandando unos analgésicos para poder dormir por la noche y unas sesiones de fisioterapia también para controlar el dolor y mantener la movilidad mientras me dan un diagnóstico más preciso.
¿Quien es nuestro paciente que sufre dolor de hombro?
José Manuel es un joven abogado de 30 años, soltero con una prometedora carrera en una importante empresa, deportista, le importa mucho cuidarse, lleva toda la vida yendo al gimnasio. Su brazo dominante es el izquierdo. Durante la época de colegio e instituto jugó a balonmano en la posición de delantero, era un gran goleador. La verdad es que ese hombro ya le molestaba de manera ocasional desde hace tiempo, siempre han sido molestias pasajeras al hacer algún ejercicio concreto en el gimnasio o algún esfuerzo durante las excursiones de los fines de semana. Nunca le ha hecho caso, la verdad es que le daba un poco de miedo sobre todo que le desaconsejaran seguir haciendo pesas.
¿Cómo se resolverá esta lesión del hombro?
Después de unos días de tratamiento con antiinflamatorios, reposo relativo y unas sesiones de fisioterapia, el hombro ha mejorado mucho, ya puedo hacer vida normal aunque no he probado con el gimnasio. Ayer me hicieron la resonancia con contraste, la verdad es que no ha sido una prueba molesta un pequeño pinchazo en el hombro para meter el contraste y un rato en el túnel de la resonancia, más incómodo que otra cosa. Esta tarde voy a la consulta de especialista de hombro.
En la resonancia de José Manuel ha aparecido una lesión del labrum glenoideo en su parte superior, lesión típica de personas que practican este tipo de deportes con importantes esfuerzos a veces sobre el nivel de la cabeza, esfuerzos en abducción y rotación máxima (movimiento de lanzar), después muchos años de gimnasio le han provocado un desgaste de la unión de esta estructura con el hueso en la parte superior del hombro, y ese último episodio de chasquido haciendo “press” de hombros ha provocado una rotura del labrum. Lesión que llamamos de SLAP. Aunque ha mejorado con tratamiento conservador, el dolor de hombro no ha desaparecido por completo y la lesión le va a impedir realizar su deporte preferido. Tampoco podemos esperar una cicatrización de la lesión, así que está indicado el tratamiento quirúrgico.
Por fin José Manuel ya tiene claro cuál es su problema en el hombro y que tiene que hacer para resolverlo, se ha puesto en manos de un buen especialista que le ha aclarado todas sus dudas. Pronto estará operado y en unas semanas podrá volver a su vida normal aunque por supuesto tendrá que hacer algunos cambios para que está lesión no le vuelva a ocurrir. José Manuel ya tiene fecha de intervención para la semana siguiente, mientras va a continuar con la fisioterapia para mantener la movilidad hasta la cirugía y se va a hacer el estudio preoperatorio. Todo ha ido muy rápido y tiene claro en que consiste la cirugía y como debe de transcurrir el postoperatorio.
¿Quién es su traumatólogo experto en hombro?
Tiene confianza en su traumatólogo experto en hombro, siempre le ha hablado con claridad y franqueza, le ha resuelto todas sus dudas, no es que le haya quitado importancia al tratamiento o haya relativizado todas la implicaciones que supone una cirugía en la vida de una persona, todo lo contrario ha sido muy claro en como va a transcurrir tanto la cirugía como el postoperatorio, pero para él es mejor así, saber todas las cosas que pueden pasar para poderles hacer frente. He buscado referencias sobre este profesional, tanto en internet, redes sociales y otros medios, he comprobado por su curriculum como por testimonios de otros pacientes que es una persona con gran experiencia lo que le da una tranquilidad adicional.
Pero ¿qué es el labrum?, ¿qué es una lesión de SLAP?, ¿cómo se producen?, ¿cómo se diagnostican? ¿cómo se tratan?
En el próximo post hablaremos de todos estos temas con detalle