Metatarsalgia, ¿De qué se trata?

Tras un día ajetreado, de trabajo intenso en la oficina, de ejercitarte continuamente o de correr de un lugar a otro haciendo quehaceres hogareños, son los pies quienes llevan la peor parte.

Todos han experimentado dolor de pie alguna vez en su vida, sin embargo, en ocasiones este dolor va más allá de un día ajetreado, podrían indicar que algo no está marchando bien, ¿has oído sobre la Metatarsalgia? Conoce de qué se trata y descarta este problema en caso de que te duelan los pies.

¿Qué es la Metatarsalgia?

Con este nombre se conoce a la afección que genera inflamación y dolor intenso en el metatarso, este es el hueso ubicado en la zona media de la planta del pie y el área donde nacen los dedos.

Es sobre el metatarso donde se ejerce mayor presión al caminar, correr o realizar cualquier otra actividad, como saltar por ejemplo. Las causas de este problema son diversas, las conocerás más adelante.

Síntomas de la Metatarsalgia

El dolor en los pies es el principal síntoma de la Metatarsalgia, sin embargo, muchas cosas puedes causarte dolor en los pies, por ello es importante identificar otra serie de síntomas que pueden ayudarte a saber si sufres o no de esta enfermedad del metatarso.

  • El dolor no disminuye tras un día de descanso, incluso puede ir empeorando, el solo hecho de ponerte de pie pude generarte muchos problemas.
  • Dolor punzante que lleva al entumecimiento del pie o genera hormigueo.
  • Al caminar, sientes molestias en el pie, similar a tener una piedra en el zapato.
  • Aparición de durezas o especie de callosidades en la planta del pie.

Causas de la Metatarsalgia

  • Práctica de actividades deportivas continuas, quienes practican deportes donde se requiera correr extensas distancias son más propensos a este tipo de afección. Esto se debe a que, al correr, imprimes mayor fuerza en el metatarso y esta presión es constante.
  • Formas de pies, todas las personas tiene la forma del pie diferente y ciertas formas pueden hacerte más propenso a padecer de Metatarsalgia. Por ejemplo, quienes tienen el arco plantar alto al caminar tienen mayor presión en el metatarso. Lo mismo ocurre con quienes tienen otro dedo más largo que el pulgar del pie.
  • Uso de calzado inadecuado, esto es más frecuente en mujeres que usan a menudo zapatos con el tacón demasiado alto. Zapatos con poca suela o incluso con la punta muy estrecha también te convierten en población de riesgo de padecer Metatarsalgia.

¿Qué tipo de tratamiento se utiliza para la Metatarsalgia?

Cuando la Metatarsalgia es leve, el tratamiento para la Metatarsalgia será sencillo, puedes intentar lo siguiente:

  • Aplicar frio en el área afectada al menos dos veces al día.
  • Ingerir inflamatorios.
  • Hacer cambios en los hábitos deportivos.
  • Usar plantillas o cambiar de calzados.

En los casos más complejos de Metatarsalgia se puede requerir infiltraciones de corticoides. La intervención quirúrgica para tratar la Metatarsalgia es la alternativa cuando los demás tratamientos no generan resultados. Para valorar la cirugía su traumatólogo realizará un estudio clínico y radiológico de sus pies para valorar que técnica quirúrgica es la indicada para su caso.