¿Sabes qué es el síndrome de Hoffa?

El síndrome de Hoffa, o la enfermedad de Hoffa es una enfermedad que afecta la rodilla. Específicamente la cara anterior de esta, la misma se expresa a través de una inflamación crónica de la zona de grasa que se ubica por la parte de atrás del tendón rotuliano.

A pesar de no ser una enfermedad muy común, puede afectar tanto a jóvenes como a adultos. Y evita que estos lleven un estilo de vida normal, debido a los múltiples síntomas que genera.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Hoffa?

Las causas de la enfermedad de Hoffa son múltiples, una de las más  comunes es el micro traumatismo repetitivo, además de esta causa, también se pueden mencionar las siguientes:

  • Rotación continua de la rodilla.
  • Uso de calzado inadecuado de forma continua.
  • Mal calentamiento de los músculos antes de practicar alguna actividad deportiva.
  • Enfermedades preexistentes como por ejemplo, la artrosis.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Hoffa?

Las formas en las que la enfermedad de Hoffa se manifiesta, cambia de un paciente a otro. Pero, lo síntomas de la enfermedad de Hoffa que son comunes, son los siguientes:

  • Dolor en la cara anterior de la rodilla, este puede ser leve, pero aumenta mientras estás caminando.
  • Dolor mientras se está inactivo, o en las mañana.
  • Dolor crónico al tratar de subir o bajar escaleras.
  • Edema que puede presentarse a uno o ambos lados de la rotula.
  • Sonido de crepitación en la rodilla al realizar algún movimiento.
  • Sensación de inestabilidad de la rodilla.

Diagnóstico de la enfermedad de Hoffa

Debido a la variedad de síntomas, y dado que muchos de estos son similares a los de otras enfermedades de los huesos. El diagnóstico de la enfermedad de Hoffa puede ser algo complejo. 

Las resonancias y radiografías son técnicas que a menudo se realizan para el diagnóstico de la enfermedad. Pero, la artroscopia es la forma más idónea para explorar la zona afectada y diagnosticar acertadamente el problema.

¿Cuál es el mejor tratamiento para el síndrome de Hoffa?

De acuerdo a que tan avanzada esté la enfermedad en la articulación, se pude determinar el mejor tratamiento, entre las opciones disponibles se encuentran:

  • Reposo, de la mano de un tratamiento antiinflamatorio es un tratamiento efectivo cuando la enfermedad de Hoffa no está avanzada.
  • Fisioterapia, en una fase más avanzada donde la funcionalidad de la rodilla esté comprometida, la electroestimulación, aplicación de hielo, estiramientos, así como otra serie de ejercicios a través de sesiones de fisioterapia, puede ser muy efectivo.

 La infiltración con corticoides suele ser un tratamiento para la enfermedad de Hoffa bastante efectivo. Pero este solo se lleva a cabo en una fase avanzada de la enfermedad.