¿Sabías que en otoño pueden doler más las articulaciones?

Con la llegada del otoño, llega una disminución de las temperaturas que, en comparación con las calurosas e interminables horas del verano, resultan muy confortables. Pero, el aumento de la humedad, así como la disminución de las temperaturas, puede resultar perjudicial para algunas personas.

En especial para aquellas que padecen de problemas articulares, si eres uno de estos, de seguro te has percatado de que, en otoño duelen más tus articulaciones. Y sí, las bajas temperaturas y la alta humedad juegan un papel importante.

¿Por qué con la llegada del otoño duelen más las articulaciones?

Este tema es muy polémico entre los profesionales, en resumidas cuentas, no hay resultados concluyentes acerca de si el frio y la humedad, realmente desencadenan un mayor dolor articular. Sin embargo, otro grupo afirma que si existe relación, porque con la llegada del otoño, aumentan las visitas a los traumatólogos.

  • La explicación más concluyente que se tiene hasta ahora, sobre el aumento del dolor articular en el otoño, está asociada con la presión atmosférica. Con el aumento de la humedad, la disminución de la temperatura y la disminución de la presión atmosférica, llevan a que la presión articular aumente.
  • Este aumento de la presión articular enviará información al cerebro que luego se traducirá como dolor. En palabras más sencillas, el aumento de la presión articular lleva a que los tejidos blandos de la cavidad articular se irriten, dicha irritación, cuando se presenta en una articulación que ya presentan problemas como la artrosis, aumenta la sensación de dolor.
  • Otros expertos explican que el frio lleva a que el líquido sinovial se haga más denso, esto hace que se produzca una mayor fricción de la articulación y por ende que aumente la sensación de dolor.

¿Qué enfermedades reumáticas se complican más con el cambio de temperatura?

 Artritis reumatoide, artrosis, espondilitis y lupus son las afecciones articulares con las que los pacientes presentan mayor dolor con la llegada del otoño. Esto debido a que las articulaciones están seriamente comprometidas.

Aunque no hay estudios concluyentes, algunos traumatólogos afirman que si hay incidencia del cambio de estación con el aumento de los dolores reumáticos. Toma ciertas previsiones, aplica calor en la zona afectada, toma infusiones de jengibre, y por supuesto visita a un especialista.

En resumidas cuentas, sí, con la llegada del otoño aumentan los dolores articulares, aunque no haya estudios concluyentes, si padeces alguna de estas enfermedades, lo habrás corroborado por ti mismo, toma previsiones, habla con tu especialista.