Trocanteritis

La bursitis trocantérica también conocida como Trocanteritis, es una inflamación de la bolsa (un saco pequeño y amortiguador ubicado donde los tendones pasan sobre las áreas del hueso alrededor de las articulaciones), que se encuentra sobre el hueso prominente en el lado de la cadera (fémur).

Cuando se padece de Trocanteritis se pueden experimentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Dolor e hinchazón que se producen en el lado de la cadera.
  • Dolor referido que se desplaza por la parte externa del muslo y puede continuar hasta la rodilla.
  • Dolor al dormir de lado; especialmente la cadera afectada
  • Dolor al levantarse de una silla profunda o después de una sesión prolongada de estar sentado.
  • Dolor al subir escaleras.
  • Dolor al sentarse con las piernas cruzadas.
  • Mayor dolor al caminar, montar en bicicleta o estar de pie durante largos períodos de tiempo.

¿Qué causa la bursitis trocantérea?

La bursa trocantérea puede estar inflamada por un grupo de músculos o tendones que rozan la bursa y causan fricción contra el hueso del muslo. Esta lesión puede ocurrir traumáticamente por una caída o una contusión de impacto relacionada con el deporte.

También puede ser un caso de inicio gradual a través de un traumatismo repetitivo en la bursa de actividades como correr (con un control o una técnica inadecuada de los músculos), caminar hasta la fatiga o montar en bicicleta, especialmente cuando el asiento de la bicicleta es demasiado alto.

También es una lesión secundaria asociada a enfermedades crónicas como:

  • Escoliosis – curvatura de la columna vertebral.
  • Longitud desigual de la pierna.
  • Músculos débiles de la cadera.
  • Artrosis (enfermedad degenerativa de las articulaciones) de las caderas o parte inferior de la espalda.
  • Deposición de calcio en los tendones glúteos que recorren la bolsa.
  • Artritis Reumatoide.

Tratamiento.

  • Hielo: La bursitis es una bolsa inflamada. La aplicación diaria de bolsas de hielo es altamente recomendada para reducir el dolor y la hinchazón.
  • Medicamentos: medicamentos antiinflamatorios (ejemplo, ibuprofeno). El uso de estos medicamentos se debe discutir con su médico.
  • Inyecciones de corticosteroides: Puede requerirse la inyección única de un corticosteroide con un anestésico local en la bolsa para estimular su respuesta de curación. Es preferible tener esta inyección con guía de ultrasonido.

Si bien es posible aliviar al Trocanteritis en casa, lo ideal es que acuda a su especialista, solo él sabrá el proceso adecuado que debe seguir para su completa recuperación.