La amiotrofia neurálgica, es una rara enfermedad que afecta el hombro y del brazo. La causa exacta no se conoce, por lo tanto, es conocido por numerosos nombres diferentes, tales como:


- Síndrome de Parsonage Turner

- Neuritis braquial

- Parálisis del serrato mayor

- Neuritis múltiple de la cintura escapular

- Radiculitis braquial aguda

- Síndrome de hombro-cintura

- Neuritis braquial paralítica

- Neuritis aguda de hombro

- Parálisis aguda escápulo-humeral

- Neuropatía del plexo braquial


A pesar de la confusión en la nomenclatura de esta condición, es una entidad clínica bien reconocida e identificada. La historia típica es dolor repentino seguido por una marcada debilidad muscular y atrofia de la cintura escapular y la parte superior del brazo.

El dolor comienza de repente a través de la parte superior de la escápula y dura desde unas pocas horas hasta dos semanas. El grado de dolor puede ser variable y algunos pacientes no recuerdan un episodio doloroso significativo.

Entonces aparece una debilidad de algunos de los músculos de la cintura escapular y, a menudo del brazo. Cuando aparece la debilidad, el dolor por lo general se detiene. Generalmente, no hay pérdida de la sensibilidad asociada con la debilidad. Los pacientes también desarrollan una fatiga del hombro, en particular con las actividades generales.

En la fase aguda de la enfermedad puede parecerse a un hombro doloroso por tendinitis calcificada, hombro congelado agudo o artritis. En la fase crónica, la debilidad a menudo se asemeja a roturas del manguito rotador o lesiones agudas nerviosas.

Los estudios de conducción nerviosa (EMG) y los estudios de imagen son útiles para distinguir las condiciones anteriores de neurálgica amiotrófica.

hombro

Tratamiento

No hay tratamiento específico, ya que en las primeras etapas el dolor puede requerir tratamiento con analgésicos comunes. A medida que disminuye el dolor, se recomienda la fisioterapia para mantener el rango de movimiento.

Todos los músculos superiores del cuerpo deben ser sometidos a ejercicios de rehabilitación, y no sólo los que presentan debilidad clínica. También se recomienda que la recuperación de la fuerza alcanze una meseta antes del regreso de los pacientes a los deportes.

El pronóstico por lo general suele ser bueno, ya que la recuperación de la fuerza comienza de manera espontánea, aproximadamente un mes después de inicio de los síntomas, con aproximadamente el 75% de la recuperación completa dentro de 2 años.

Sin embargo, el período de tiempo para la recuperación completa es muy variable, oscilando entre 6 meses y 5 años.

Parálisis del nervio supraescapular

El plexo braquial es un gran manojo de nervios que inervan el brazo y las porciones superiores del pecho. Sus orígenes están en cinco nervios que provienen de cinco diferentes partes de un área conocida como la columna cervical (de C5 a T1).

Los dos primeros nervios (C5 y C6) se combinan para formar lo que se conoce como el tronco superior. Es a partir de esta estructura que se origina el nervio supraescapular.  Después de pasar a través de la ranura de la escápula el nervio da un giro de forma oblicua y lateralmente hacia el primer músculo que inerva, el supraespinoso, posteriormente llega al otro músculo inervado por este nervio el infraespinoso.

Principales causas 

1. El atrapamiento del nervio supraescapular dentro de la escotadura espinoglenoidea, esto puede suceder por quistes paralabrales, engrosamiento u osificación del ligamento transverso superior del omóplato que cierra la escotadura.

2. Un trauma importante o repetitivo, como se ve principalmente en deportes como el tenis, levantamiento de pesas, el boxeo o el béisbol. También se puede ver en ciertas profesiones como pintores y decoradores.

3. Amiotrofia neurálgica: una condición relativamente poco frecuente, que se caracteriza por un inicio agudo de dolor en el hombro y debilidad. La condición no se entiende muy bien, pero se cree que puede ser debido a una infección con ciertos virus, tales como CMV, o puede seguir a la administración de ciertas vacunas.

 Signos, síntomas y diagnóstico

Los músculos inervados por el nervio supraescapular son el supraespinoso y el infraespinoso. Estos músculos son parte del manguito de los rotadores y ayudan con los movimientos del brazo en la articulación del hombro.


Si el supraespinoso se ve afectado entonces la elevación de la articulación del hombro puede verse afectada. Este es el movimiento de llevar los brazos hacia arriba. Mientras que si el infraespinoso se ve afectado entonces la rotación externa se hace más dificultosa. Este movimiento es similar al que se usa el brazo hacia atrás para poner el cinturón de seguridad en un coche.


Pueda haber atrofia muscular más visible en la parte posterior de la escápula. Aunque el dolor es variable, a veces el dolor de pinzamiento está presente, mientras que otras veces es un dolor alrededor del omóplato y hombro después de las actividades. En la amiotrofia neurálgica el dolor severo puede estar presente en las primeras etapas. El dolor puede irradiarse a la espalda, el cuello o parte superior del pecho.


El diagnóstico se confirma con un estudio especial llamado electromiografía (EMG) que mostraría la denervación de los músculos afectados. Las imágenes por resonancia magnética son útiles para el diagnóstico de un quiste ganglionar y confirman el patrón de pérdida de masa muscular.

 Tratamiento

El tratamiento general implica la fisioterapia, con ejercicios específicos de reactivación y un régimen de control de la escápula. De vez en cuando puede ser necesaria la cirugía, especialmente si la causa del problema es el atrapamiento o la compresión del nervio es la escotadura.

Preferimos hacer esto mediante la artroscopia, alcanzando la escotadura espinoglenoidea a través del espacio subacromial se puede seccionar el ligamento transverso y liberar el nervio

Rate this post