¿Has sufrido una rotura del tendón largo del bíceps? Descubre cómo ponerle solución

El tendón del bíceps es la estructura que conecta el músculo del bíceps con el hueso. El músculo del bíceps ayuda a doblar la articulación del codo, pero también tiene otras funciones. Es importante en el movimiento llamado supinación del antebrazo. Este es el movimiento de girar la palma hacia arriba tal como abrir un pomo de puerta o girar un destornillador. El tendón del bbíceps también es importante en su contribución a la estabilidad del hombro.

La razón por la que se llama el bíceps (‘bi’, es decir dos) es porque hay dos partes principales del músculo. Cada una de estas partes del vientre del músculo tiene su propio tendón en la parte superior por el hombro.

La cabeza larga del bíceps es casi siempre la parte que se lesiona en una lesión proximal del bíceps. La cabeza larga del bíceps se mete dentro de la articulación del hombro, por la corredera bicipital en la parte anterior del hombro para unirse al hueso de la escápula en la parte superior de la articulación del hombro.

Una ruptura del tendón del bíceps es una lesión que se produce a la conexión del tendón del bíceps al hueso, lo que provoca que  se produzca una separación.

Hay dos tipos de rupturas del tendón del bíceps 

Rupturas proximales del tendón bíceps 

Una ruptura proximal del tendón del bíceps es una lesión en la articulación del hombro. Este tipo de lesión es de las más comunes en el tendón del bíceps. Es todavía más común  en pacientes mayores de 60 años de edad, y a menudo causa síntomas mínimos.

Rupturas del tendón del bíceps distal 

El tendón distal del bíceps se lesiona alrededor de la articulación del codo. Esto suele ser una lesión que ocurre con el levantamiento de pesas o deportes en hombres de mediana edad. Muchos pacientes con una rotura distal del bíceps necesitarán cirugía para reparar el tendón roto.

biceps

Opciones de tratamiento

La reparación del tendón del bíceps depende de una serie de factores, incluyendo la edad del paciente, el nivel de actividad del paciente, que sea el brazo dominante o no, y las expectativas para el futuro.

Ciertamente, las lesiones en pacientes más jóvenes y más activos, que afectan a la extremidad dominante generalmente se reparan sin problemas. La reparación se realiza habitualmente por cirugía abierta, buscando el tendón que habrá descendido por delante del brazo y volviéndolo a unir al hueso en la corredera bicipital o por debajo de esta.

Sin embargo, los resultados del tratamiento no quirúrgico no son tan malos como mucha gente piensa. Hay a menudo alguna deformidad en la forma del músculo, pero generalmente la pérdida de fuerza es de aproximadamente el 20% y solo para la supinación del antebrazo.

Por eso nuestra indicación es realizar tratamiento sintomático en la mayoría de los pacientes y reservar la cirugía solo en caso de personas muy jóvenes o deportistas de élite. En la mayoría de los pacientes si se acepta una leve deformidad en la estética de la parte anterior del brazo, el tratamiento sin operación ofrece buenos resultados clínicos y funcionales.

¿Has sufrido una rotura del tendón largo del bíceps? Descubre cómo ponerle solución
3 (60%) 1 vote