El procedimiento fue descrito en 2007 por Wolf como un complemento al procedimiento de estabilización anterior artroscópica del hombro con el fin de abordar una gran lesión de Hill-Sach. La técnica de Remplissage ha sido informada como eficaz para reducir la incidencia de recurrencia de la inestabilidad anterior del hombro, cuando se usa junto con la reparación artroscópica de la luxación recidivante (repetida) del hombro.

 ¿Qué es la lesión de Hill-Sach? 

Consiste en una “abollonadura” en la parte posterior de la cabeza humeral que ocurre durante la luxación de hombro, cuando la cabeza humeral impacta contra la parte frontal de la glenoide. Descrito en 1940 por dos prestigiosos radiólogos estadounidenses, Harold Arthur Hill (1901-1973) y Maurice David Sachs (1909-1987), la profundidad de la lesión refleja la cantidad de daño en el lado opuesto de la articulación: la cápsula anterior y el labrum. Por lo tanto las mayores lesiones de Hill-Sachs se asocian con mayores riesgos de luxaciones recurrentes.

TECNICA-REMPLISSAGE

¿Cuándo se realiza la técnica de remplissage?

Esta técnica es práctica cuando la lesión de Hill-Sachs es muy grande y en el movimiento de rotación del hombro se engancha esa “abollonadura” de la cabeza humeral con el borde anterior de la cavidad glenoidea, favoreciendo una nueva luxación. En estas situaciones, una reparación aislada de la capsula y ligamentos anteriores puede no ser suficiente y el paciente puede volver a tener luxaciones.

 ¿Cómo se hace el remplissage?

El artroscopio se coloca a través del portal anterior para ver la lesión de Hill-Sach en la parte posterior de la cabeza humeral. A través del portal posterior, se introduce una fresa ósea para decorticar la lesión de Hill-Sach. Se inserta un anclaje de manguito rotador con triple sutura en el defecto de Hill-Sach a través del portal posterior. Las suturas se pasan a través del tendón del infraspinoso y la cápsula posterior, que luego se atan con una “técnica de paracaídas”, para  rellenar el defecto en la cabeza del húmero e impedir que este defecto se “enganche” en el borde anterior de la cavidad glenoidea.

Los resultados de esta técnica en este difícil subconjunto de pacientes traumáticos con inestabilidad anterior del hombro son significativamente mejores (tasa de recurrencia del 10%) que con una reparación artroscópica aislada de la cápsula y labrum (67% de recurrencia).

Técnica de Remplissage, la mejor solución para tratar la inestabilidad glenohumeral
5 (100%) 2 votes